La meditación y el Trastorno Bipolar


La meditación es una antigua forma de disciplina mental que se puede utilizar para hacer frente al estrés de la vida diaria. Su objetivo no es cambiar el mundo a tu alrededor, sino más bien para ayudar a controlar su reacción a ella, lo que puede ayudar a reducir el estrés y proporcionar una visión más iluminada de la experiencia humana y la existencia.

Cómo Meditación cabe en

La meditación no curará el trastorno bipolar, pero puede ayudar a calmar a alguien. Hay evidencia de que el trastorno bipolar es complicada por el estrés, y es estresante en sí mismo. Las técnicas de relajación pueden ser una parte útil de un plan general de tratamiento para el manejo de la enfermedad.

¿Cómo funciona


Hay muchos tipos de meditación, pero la idea general es limpiar la cabeza de los pensamientos que pueden estorbar para arriba, como la recogida de ropa sucia en casa de alguien.

Ayuda a fortalecer la conexión entre el cuerpo y la mente, algo que muchos expertos en salud creen que puede ayudar con el trastorno bipolar y otras enfermedades mentales.

Puede ser muy fácil de hacer meditación. Una de las formas más básicas implica a alguien sentado en silencio y concentrarse en su propia respiración. Otro implica centrarse en un momento placentero y tratar de recrearlo como realista en la mente como sea posible.

La meditación guiada, generalmente se hace en grupo con alguien que proporciona indicaciones y orientaciones, está disponible en la mayoría de las áreas a través de instructores capacitados.

La idea, de nuevo, es despejar la mente de los numerosos pensamientos que están llenando y potencialmente causantes de estrés.

Hay evidencia de que la meditación puede calmar los sentimientos de ansiedad y también ayudar a sofocar el insomnio. Ambos pueden ser problemas para una persona con trastorno bipolar.

Quiero Consejos para Vivir con Bipolar. Leer Más.

¿Quién puede tomarlo

La meditación es fácil y gratis a la práctica, por lo que es accesible a cualquier persona dispuesta a darle una oportunidad. También es una práctica que puede ser cada vez más difícil para aquellos que buscan más dificultad.

Efectos secundarios

Ha habido informes de que la práctica de la meditación puede tener algunos efectos secundarios no deseados en alguien que tiene una enfermedad mental. Estos pueden incluir desorientación y pensamientos negativos, según la Sociedad Americana del Cáncer.

Disponibilidad

La meditación es una técnica de relajación fácil de practicar, y se puede hacer en las clases formales o ser autodidacta y practica en casa.

Reflejos

La meditación puede ayudar a alguien a lidiar con el estrés en su vida cotidiana y puede ser practicado en muchas situaciones para ayudar a mantener la calma.

Un gran objetivo de la meditación es limpiar la mente de los pensamientos que pueden estorbar y provocar estrés. Hacer esto puede ser tan simple como sentarse en silencio y concentrarse en la respiración.

¿Qué dice el experto

"Una vez que se haya resuelto la manía, la meditación es extremadamente útil," dice el Dr. Soroya Baco, un psiquiatra que ejerce en California. "Aprender a sentarse en silencio y experimentar su respiración es un poderoso sentido de sí mismo que escapa a las personas con trastorno bipolar, especialmente si han estado enfermo durante mucho tiempo."