10 consejos para hacer la mayor parte de su terapia bipolar


Las primeras visitas con terapeutas a menudo implican la recopilación de información acerca de usted, de su condición, y el impacto de sus síntomas "en su vida. Cuanta más información se tiene disponible para su terapeuta, más rápido que él o ella puede comenzar a ayudarle. Aquí hay alguna información que debe estar preparado para proporcionar:

  • detalles sobre sus síntomas actuales
  • ¿por qué usted está buscando la terapia
  • su historial médico
  • cualquier medicamento que esté tomando
< h2> Preparar para cada visita

Usted debe preparar de antemano a fin de maximizar cada sesión. Deje suficiente tiempo para llegar a su cita para que no tenga prisa cuando se necesita estar relajado. Abstenerse de cualquier tipo de alcohol o drogas recreativas. La terapia es tiempo para trabajar en sus problemas, no automedicarse su camino a través de ellos.

En diario y llevar un registro


Llevar un diario podría ayudar a refrescar la memoria durante sus sesiones de terapia. Graba tus estados de ánimo y las actividades entre sesiones. Anote cualquier problema que pueda haber tenido o cualquier percepciones personales que pueda tener. Luego, revise las entradas de diario antes de su sesión o llévelo con usted.

Mostrar Hasta Comparte

La razón de ir a terapia es ayudar a solucionar problemas. Pero usted tendrá poco éxito a menos que venga listo para compartir sus pensamientos y emociones. Esto puede incluir hablar acerca de algunos recuerdos dolorosos o embarazosos. Puede que tenga que revelar partes de su personalidad que no estás orgulloso. Pero su terapeuta no está allí para juzgarte. Al hablar de los temas que le molestan más le puede ayudar a cambiar o aprender a aceptarse a sí mismo.

Esté abierto

La apertura no es lo mismo que compartir. La apertura significa estar dispuesto a responder a las preguntas de su terapeuta. También significa estar abierto a las revelaciones acerca de ti mismo. Esto puede ayudarle a entender la forma de actuar, cómo se siente y cómo interactuar con los demás. Ser abierto le permite compartir y disfrutar de lo que viene a usted durante la terapia.

Tomar notas durante su visita

Al igual que usted debe tomar notas fuera de la terapia debe anotar todas las observaciones o conclusiones que se llega a durante la terapia. Esto le permitirá revisar lo que trabajó en ese día. Las notas pueden servir como un recordatorio del progreso que están haciendo.

Hacer tus propias preguntas

Su terapeuta seguramente hacerle muchas preguntas con respecto a los acontecimientos de su vida pasada y presente. Estas preguntas son necesarias para obtener una imagen precisa de sus circunstancias. Con el fin de fomentar la confianza, la comunicación debe funcionar en ambos sentidos. En otras palabras, hacer preguntas si alguno viene a vosotros. Es importante que su terapeuta trabajan con usted para encontrar respuestas a sus preguntas. Mantenga sus preguntas se centraron en sus síntomas, cómo afectan a su funcionamiento diario, y qué se puede hacer para aliviarlos. Para la reflexión personal para su terapeuta no son apropiadas. Es mejor para su terapeuta para mantener un límite profesional.

Tómese el tiempo después de una sesión

Dependiendo de lo que se discutió con su terapeuta ese día, usted puede tener algunas emociones intensas que se ejecutan a través de usted después de una sesión. Trate de planear un poco de tiempo después de cada sesión para que tenga tiempo para recoger tranquilamente sus pensamientos y absorber lo que acaba de suceder. Pasar algún tiempo tomando notas en su diario acerca de sus reacciones, o incluso de sentarse a estar a solas con sus pensamientos, puede ser muy terapéutico.

Vuelve a la Sesión

Revisitando

Antes de su próxima sesión, repasar sus notas de la sesión pasada. Revisitar lo que hablaron, y empezar a pensar en lo que le gustaría abordar en su próximo período de sesiones. El conocimiento que se obtiene de las sesiones no debe ser limitado a la oficina del terapeuta. Asegúrese de que usted piensa acerca de su progreso durante los días antes de la próxima sesión.