EPOC y Usted Administración de los síntomas


Si usted ha sido diagnosticado con EPOC, es importante entender qué tipo de cambios que puede esperar y aprender estrategias para ayudar a lidiar con la enfermedad. Aunque la EPOC no se puede curar, se puede tratar de manera efectiva para reducir los síntomas y mejorar su calidad de vida.

Físicamente, la EPOC afecta a una de las funciones más básicas y vitales de la vida: su capacidad de respirar. Algunas personas encuentran que necesitan para restringir las actividades diarias, mientras que otros se vuelven incapaces de trabajar. Usted puede sentir una sensación de pérdida de ser ralentizado e impedido de hacer las cosas que antes disfrutaba. La tristeza, la ira, la ansiedad y la depresión son sentimientos normales que puede experimentar mientras se adapta a su nuevo estilo de vida. Gestión emocional y estilo de vida de su EPOC puede ser tan importante como el tratamiento de los síntomas físicos.

Manejo de los síntomas

El primer paso para tomar el control de la EPOC es aprender a manejar sus síntomas físicos. Hay una serie de opciones de tratamiento que su médico le puede recomendar. Estos incluyen:

  • Medicamentos: Los broncodilatadores relajan los músculos que rodean las vías respiratorias; corticosteroides reducen la inflamación y la producción de moco, y antibióticos gestionar infecciones bacterianas o virales que pueden causar ataques de asma
  • La terapia de oxígeno: Este tratamiento le permite recibir oxígeno extra a través de cánulas nasales o una máscara en ciertos momentos del día o todo el tiempo
  • La rehabilitación pulmonar: Esto puede incluir el ejercicio bajo supervisión médica y educación para ayudar a manejar su enfermedad y mantenerse más activo

Su médico puede indicarle que siga una combinación de tratamientos y los cambios de estilo de vida, lo que sin duda incluyen dejar de fumar. No se demore la gestión de sus síntomas. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre informa que la EPOC más pronto se diagnostique y se comience el tratamiento, más posibilidades tienes de frenar el declive de la función pulmonar.

Gestión Lifestyle


Se necesita más que sólo tratar sus síntomas físicos para administrar la EPOC. Hacer cambios en sus hábitos cotidianos también puede jugar un papel clave en la disminución de los síntomas físicos. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH), la gestión de estilo de vida debe ser implementado junto con el tratamiento médico, tales como:

  • Dejar de fumar: Dejar de fumar es la mejor manera de mantener la EPOC empeore. El humo del cigarrillo contiene toxinas que irritan las vías respiratorias y dañar el tejido pulmonar. Cuando usted deja de fumar, su respiración y la respuesta a la medicación pueden mejorar notablemente. Su médico puede ayudarle a trazar un plan de dejar de fumar, que puede incluir un programa para dejar de fumar, medicamentos o asesoramiento.
  • La gestión de la dieta: Ser sobrepeso o bajo peso puede afectar a la calidad de su respiración. Cuando usted tiene EPOC, respiración requiere más energía. De hecho, los músculos utilizados para ayudarlo a respirar puede quemar hasta 10 veces más calorías que los músculos de alguien sin la condición, de acuerdo con la Clínica Cleveland. Si usted tiene sobrepeso, derramando libras pueden ayudar a reducir la falta de aire al disminuir la presión sobre los músculos respiratorios y el diafragma. Comer comidas más pequeñas y frecuentes que incluyen frutas y verduras y el aumento de la actividad física puede ayudar a mantener un peso óptimo.
  • Mantenerse activo: Aunque usted puede tener la tentación de limitar las actividades físicas por temor a convertirse falta el aire, el ejercicio es una importante herramienta de gestión para la EPOC. El ejercicio regular puede ayudar a mejorar sus pulmones y el corazón, fortalecer los músculos, y le ayudará a respirar mejor. Partiendo lenta es importante. Antes de comenzar, hable con su médico acerca de qué tipo de actividades son seguros para usted. Algunas técnicas que pueden ayudar a hacer ejercicio más cómodo incluyen centrarse en respirar lentamente, frunciendo los labios mientras se respira, y evitar contener la respiración durante el ejercicio.
  • Entorno que controla: Ciertos factores ambientales pueden agravar sus síntomas. Para minimizar los síntomas, evitar la contaminación excesiva del aire, lo que aumenta la irritación del tracto respiratorio, tos y opresión en el pecho. Humos de interior, como el humo de cigarrillo de segunda mano, también son irritantes respiratorios. Lávese bien las manos y con frecuencia, obtener las vacunas de la gripe común, y evitar las multitudes para evadir las infecciones, que pueden empeorar los síntomas de la EPOC.

Gestión Emocional

Los ajustes que tendrá que hacer para manejar su EPOC puede traer emociones difíciles que pueden conducir a problemas con el sueño y la intimidad. Es importante darse tiempo para trabajar a través de sus sentimientos y aprender a lidiar con ellos.

  • Lidiar con el dolor: Un paso inicial de llegar a un acuerdo con una condición crónica como la EPOC está pasando por un período de duelo. Una pérdida de la salud, la funcionalidad y la capacidad de hacer ciertas actividades debe ser entristecido como cualquier otra pérdida. Permitirse experimentar estos sentimientos, incluso si se sienten incómodos, beneficiará no sólo su salud emocional, sino también los síntomas de salud y EPOC físicas.
  • Reducir la ansiedad: El estrés y la ansiedad pueden hacer sentir falta de aire y empeorar sus síntomas. La sensación de tener dificultad para respirar puede entonces conducir a una mayor ansiedad y el miedo, que te hace respirar más rápido. Para ayudar a reducir la ansiedad, el médico puede recomendar medicamentos o psicoterapia. Para manejar el estrés y la ansiedad por su cuenta, trate de practicar ejercicios de respiración, reducir los factores de estrés que pueden desencadenar los síntomas, y cambiar sus patrones de pensamiento.
  • Dirección depresión: Sentirse molesto y decepcionado por las pérdidas difíciles que he sufrido es comprensible. Sin embargo, si estás llorando frecuentemente o sentir tristes y sin esperanza más días durante varias semanas seguidas, hable con su médico. Su médico puede prescribir antidepresivos o recomienda terapia individual o familiar para ayudar a usted ya sus seres queridos a entender y adaptarse mejor a su enfermedad.
  • Obtener un mejor sueño: Muchos factores de la EPOC puede alterar su sueño: problemas emocionales, teniendo que dormir más vertical para ayudarle a respirar, y los efectos secundarios de ciertos medicamentos. Pruebe algunos pasos sencillos para ayudar a disminuir los problemas del sueño relacionados con la EPOC. Mantenga horario regular para dormir y hora de activación. Levántese y haga algo relajante, como leer una revista cuando no se puede dormir. Evite las siestas durante el día, y no hacer nada activo o estimular un plazo de dos horas antes de acostarse.

Aprender a vivir con una enfermedad tan grave como la EPOC es un proceso difícil. Se necesita tiempo y paciencia para hacer los ajustes necesarios en su rutina y acostumbrarse a nuevas formas de hacer las cosas. Pero tomando las medidas adecuadas para controlar sus síntomas, estilo de vida y las emociones puede conducir a una vida más activa y satisfactoria.