Vivir con dolor crónico 10 pasos para el control del dolor


Vivir con dolor que no desaparece puede ser desalentador en el mejor y en el peor, insoportable. Pero es importante recordar que hay opciones de tratamiento que pueden reducir el dolor y mejorar su calidad de vida. El médico puede recomendar el uso de over-the-counter o medicamentos con receta, además de otras terapias como la terapia física o ejercicio, para controlar el dolor físico.

Sin embargo, si usted está viviendo con el dolor crónico, la superación de los retos emocionales puede ser el paso más difícil en el proceso de afrontamiento. La Asociación Americana del Dolor Crónico ha creado una lista de diez pasos para lidiar con el dolor crónico y la transición de la mentalidad de un paciente a una persona.

1. Aceptar el dolor

El dolor crónico no debe ser ignorado o tomado a la ligera. Si usted ha estado viviendo con el dolor crónico, es importante reconocer que es un problema, aprender acerca de su condición, y ver a su médico para hablar de las opciones de tratamiento. 

2. Participe


Tomar posesión de su alivio del dolor. Entienda su plan de tratamiento, comprometerse con su médico y ser un socio activo en su propia atención médica. La rendición de cuentas le ayudará a superar los desafíos emocionales y mantenerse motivado para seguir mejorando su salud y calidad de vida.

3. Aprender a fijar prioridades

Vivir con dolor crónico puede poner el resto de tu vida en un segundo plano, como el alivio del dolor se convierte en su principal prioridad. Haga una lista de las cosas en tu vida que te gustaría hacer, si se está ejercitando con más frecuencia, visitar a los amigos y la familia, o de viaje. El establecimiento de prioridades y metas más allá del alivio del dolor sólo puede ayudarle a disfrutar la vida un poco más, al tiempo que le mantiene decidido a aliviar el dolor con el fin de alcanzar estos objetivos.

4. Establezca metas realistas

Lidiando con el dolor crónico puede ser desalentador, sobre todo a medida que tratan de reanudar sus actividades cotidianas que antes eran fácil y normal. El manejo de su dolor en pequeños pasos que puede dar una sensación de logro, y también ayudará a alcanzar sus metas más grandes con mayor eficacia.

5. Conozca sus derechos básicos

Muchas personas sufren de dolor crónico en silencio, sin querer molestar a los demás con su problema. Entienda que usted puede tener diferentes necesidades debido a su dolor crónico, y negando esas necesidades sólo puede empeorar el dolor. La Asociación Americana de Salud Crónica dice que los derechos básicos más importantes a recordar son, "el derecho a ser tratado con respeto, a decir no sin culpa, a hacer menos de lo humanamente posible, a cometer errores, y que no tenga que justificar sus decisiones, con palabras o dolor ".

6. Reconocer las Emociones

Vivir con dolor crónico es tanto una cuestión emocional como físico. Reconociendo cómo sus emociones afectan su dolor, y viceversa, puede ayudar a aliviar el dolor y hacer la vida cotidiana más agradable.

7. Aprenda a relajarse

El dolor persistente es una experiencia estresante, pero es importante encontrar maneras de relajar la mente y el cuerpo. No sólo puede el estrés empeora el dolor, pero también causa otros efectos secundarios físicos y emocionales. Busque maneras de relajarse en su propia manera, si eso significa ejercicios de respiración profunda, el yoga, o simplemente salir a jugar con su perro.

8. Ejercicio

No hay necesidad de temer o evitar el ejercicio, incluso si usted vive con dolor crónico. De hecho, el ejercicio moderado puede ayudar realmente a disminuir el dolor mediante la construcción y tonificar los músculos, aumentar la resistencia y la fuerza, y la mejora de la actitud y autoestima.

9. Vea el cuadro total

Siguiendo los pasos anteriores con suerte le ayudará a darse cuenta de que su dolor no define quién eres. Concéntrese en lo que eres capaz de hacer, no lo que no eres capaz de hacer. El dolor crónico puede ser una parte de tu vida, pero con mucha confianza en su conocimiento y manejo del dolor puede ayudar a poner el resto de su vida en orden.

10. Reach Out

Millones de personas sufren de dolor crónico y no comparten su experiencia con otras personas fuera de la culpa, la vergüenza u orgullo. Compartir lo que ha aprendido sobre con éxito la gestión de su dolor puede ayudar a otros a encontrar su camino hacia el alivio del dolor y animarles a buscar ayuda y apoyo que tanto necesitan.